Min.

Max.

OK
El monto mínimo no debe ser superior al máximo
El monto máximo no puede ser superior al producto más caro
El monto mínimo no puede ser inferior al producto más barato
Solo se permiten valores númericos
Ver sólo ofertas
Filtrar
Filtrar

Página 1 de 10

Volver arriba

Corpiños

Aunque nos encantan, nosotras las mujeres del siglo XXI muchas veces nos quejamos de tener que usar corpiños. Qué opinarían de nuestras quejas las mujeres de antaño, que en lugar de corpiños estaba obligadas a usar corsés de metal, por demás incómodos y para nada sexies. Cualquiera de esas mujeres hubiesen soñados con usar los cómodos corpiños de algodón que se venden actualmente en cualquier casa de lencería.

Comprar corpiños suele ser una tarea desgastante, ya que nosotras las mujeres exigimos que los corpiños cumplan muchos requisitos. Deben hacernos buenas lolas, ser cómodos, frescos y quedar bien debajo de cualquier prenda. Por suerte hay muchos modelos para elegir. La primera gran distinción que hay que hacer es entre corpiños con aro y sin aro. Hay mujeres que jamás usaría uno sin aro, pero la mayoría alterna entre estos dos modelos según la ocasión. Los corpiños también pueden ser armados – es decir venir con relleno- o no armados. En general las mujeres voluptuosas elige esta segunda opción.

El mundo de los corpiños se amplia acompañando los cambios en la moda. Hay corpiños sin breteles para usar con ropa strapless, hay corpiños para usar con remeras y vestidos con espaldas tipo deportivas y hasta hay corpiños con breteles que se amoldan a diferentes opciones (se cruzan por detrás o pueden usarse en la parte baja de la espalda). Hay un corpiño diseñado para cada mujer, el arte es encontrar el que mejor nos quede.